Bolsas para botellas de vino

Las bolsas para botellas de vino se han convertido en un imprescindible en los restaurantes, en las vinotecas y tiendas de delicatessen. No sirve entregar la botella de vino en una bolsa de plástico porque estás menospreciando el vino que en ese momento han comprado.
Si el producto es bueno o incluso si fuera malo, el envase donde vaya lo va a convertir en un excelente vino.
En bolsasbaratas.com hemos creado packs destinados especialmente para dar solución a clientes como los mencionados.
En el restaurante si pides un vino y no lo has consumido es un detalle que te ofrezcan la posibilidad de poder llevártelo. Pero debemos tener una bolsa adecuada para transportarlo y que lo degusten en casa.
Hoy en día la oferta vinícola es tan amplia y cada vez somos más conocedores de esta cultura, que el packaging entra a formar parte importante de ella. Las connotaciones que tiene el vino en cuanto a celebraciones, festividad… hacen que el consumo del mismo esté relacionado subliminalmente con temas positivos, alegres…

Bolsas para tiendas especializadas

Si recorremos nuestras ciudades, podemos ver cómo han proliferado las tiendas especializadas en gastronomía con productos típicos de cada zona. Quesos, vinos, legumbres hacen las delicias de los que adoramos estas tiendas con personalidad y con tradición. Para ellas las bolsas de papel de vino son el aliado a la hora de vender los caldos más típicos o novedosos de cada zona. Además muchas bodegas ya están utilizando bolsas para vino y les entregan muestras para dar soporte en la venta de sus propios vinos.

bolsas para botellas de vino 1Tan arraigado está el tema del vino que en actos como bautizos, bodas y comuniones se ha convertido en el regalo perfecto para los invitados. Este evento ha significado que en bolsasbaratas.com hayamos creado lo que llamamos el pack celebraciones. El envase más chic para que el detalle de la botella de vino quede en la mente de todos los invitados. En la bolsa se pone la fecha, el nombre de los novios o una frase recordando el día son apuntes que marcan la diferencia.

Una gran variedad de acabados y modelos

El mundo de las bolsas de vino es amplio ya que hay varios acabados y modelos. La bolsa de vino de lujo es la que lleva un asa de algodón, base de cartón, doblez superior y está impresa en offset. Esto quiere decir que se imprime el papel para después confeccionarla. No tiene ningún límite de diseño, puede llevar tramas, masas, cuatricomías, stamping… todo aquello que el cliente haya pensado para su marca.

bolsas para botellas de vino 2
El acabado del papel suele ir en consonancia con la identidad corporativa del vino, bien sea porque se han realizado catálogos o en la misma etiqueta.
Últimamente el plastificado mate de 200 gramos suele ser la decisión mayoritaria. El plastificado hace que el papel base proteja todas las esquinas de la bolsa y adquiere una mayor rigidez.
El plastificado brillo como su nombre indica hace que la impresión en este tipo de papel sea como la fotografía acabado en brillo. Los colores son más intensos. Ni mejor ni peor que el mate, sino simplemente diferente y cuestión de gustos.

Linea ecológica de Bolsas para Botellas de Vino

Por último está el papel offset mate de 170 gramos que no lleva ningún tipo de plastificado. En este caso al no llevarlo hace que el papel esté expuesto directamente al contacto con los roces propios del día a día. Es más fácil que se deteriore mucho antes que si fuera plastificado. Es una opción que se utiliza para los clientes que quieren una bolsa de vino ecológica, en la que no hay cabida ningún tipo de brillo extra.

Bolsas para Vino 3
Para la línea ecológica en bolsasbaratas.com utilizamos el papel renovaprint, certificado por la papelera como ecológico y biodegradable.
En la bolsa de vino modelo lujo el precio está en relación al trabajo de manipulación que la misma conlleva. Una vez el cliente ha dado la conformidad al diseño, se imprime, se troquela y se plastifica si fuera necesario. Cada proceso es independiente del otro. Posteriormente se confecciona y se pone el asa de algodón. Es un trabajo manual que marca un determinado precio.Foto Catalogo
Para el cliente que necesita algo más económico y sobretodo una cantidad menor, tenemos las bolsas de vino en papel y asa rizada.
El asa está formada por papel que ha sido retorcido hasta crear la base para realizar el asa de la bolsa. La bolsa está confeccionada en papel de 120 gramos y está finalizada a la espera de imprimir el logo del cliente.
Al estar ya acabada disponemos de un sitio en concreto para estampar la marca en cuestión.
Las cantidades de este modelo son a partir de 400 unidades frente a las 1.000 en el modelo lujo.
Hemos apostado por el tamaño 17x39x8 en el que cabe una botella y dos perfectamente. Como extra se puede colocar un cartón de separación entre ambas, siempre sujeto a la demanda de nuestro cliente.

Bolsas totalmente personalizables

Todas las bolsas de vino se personalizan con el pantone exacto que se indique.
En bolsasbaratas.com aconsejamos a nuestros clientes de bolsas de vino que utillicen los complementos de etiquetas adhesivas personalizadas y la cinta de raso impresa con la marca. Son dos detalles a valorar y que hacen que la bolsa de asa rizada tenga un toque de distinción.

bolsas para botellas de vino 5
El asa de raso puede ir anudada junto a las asas o pasarla a traves de unos agujeros que hacen las veces de cierre en la bolsa. Las etiquetas sirven para adornar la bolsa con un extra. Hay quien pone una flor o un ramillete de tomillo sujeto por el adhesivo para personalizar aún más la bolsa.

Dos tipos de papeles

El papel que usamos es el celulosa 100 % para poder imprimir en el colore exacto que nos piden o el kraft. Este segundo es el papel que lleva un porcentaje de material reciclado. En él los tonos tienden a oscurecerse porque en sí la base ya tiene el color marrón del papel y cualquier tono que imprimamos sobre él, queda ligeramente matizado.
Todas estas características recaen en manos del departamento comercial y el cliente. En él se encargan de explicarla y detallarle los diferentes productos y sus posibilidades. Una vez hemos decidido qué bolsa vamos a utilizar, los diseñadores son los encargados de prestar su trabajo en beneficio del cliente para lograr la mejor bolsa de vino.

Dejar una opinión